Suspensión del SIMO. Reflexiones.

Cuando tenemos presente a la feria más importante del sector en España, que se celebra anualmente, y se da la circunstancia de que su cancelación mueve muchos más comentarios que su celebración es que algo no iba muy bien, sobre todo cuando la gran mayoría no manifiestan ninguna sorpresa ante el cierre.

No es algo novedoso el que haya comentarios sobre la decadencia de la feria en los últimos años/¿década?, ya que a la salida de la feria los comentarios más repetidos eran los de “es el último año que vengo”, “hay lo mismo que el año pasado”. Tampoco había mucha predisposición (previendo lo que iba a haber), pues a la entrada se decía: “una vuelta rápida a ver si hay algo interesante, y si eso nos vamos”, y ni que decir que en la agenda de muchos SIMO ya no era una prioridad.

En mi opinión, el principal problema de SIMO ha sido su popularidad. Popularidad que es fácil que choque con el concepto de profesionalidad que quieren vender. Han intentado conjugar ambos, con gran fracaso, por lo que lo primero que deberían de plantearse es si quieren una feria popular, abierta al público, o una feria profesional.

Desde hace mucho tiempo era una feria claramente popular. Incluso en los días abiertos a los profesionales se veía inundada por estudiantes, y esta situación resta interés a los profesionales del sector.

Debido a la diversificación de mis actividades, asisto a otras ferias profesionales (por ejemplo eléctricas), y la diferencia entre ambos públicos es abismal. Aunque para ser sincero, también se encuentran muchas deficiencias achacables a SIMO en las ferias de marketing online, que no llegan al nivel de otros sectores.

SIMO no ha sabido encontrar su identidad. Su enfoque es popular, tal como sucede también con el Salón del Automóvil (pero estos lo tienen asumido, se dirigen al cliente final más que a profesionales), y sin embargo, parecen resistirse.

No obstante, no deja de ser irónico que precisamente hayan decidido no asistir las empresas que más intereses tienen en el cliente particular (Telefónica, Vodafone…). Los que deberían de fallar serían precisamente los que se dirijan a un público profesional.

Por otra parte, a los profesionales (si es que es lo que les interesara) poco nos importa que no estén Telefónica, Vodafone and Company. Lo interesante estaba en otros sitios, no en los megastands (haciendo un paralelismo con los juegos, dirigidos a los casuals).

Lo que está claro es que haber suspendido la feria con tan poca antelación es un gran error (por no decir putada). Como comenta Eneko, muchos ya habían planificado la presencia en la feria, y han quedado colgados y con las facturas cargadas. Muchas de estas empresas es muy probable que si un día volviera a existir decidan volver a intentarlo…

Quizás en SIMO hayan cavado su propia tumba con esta cancelación de la edición 2008. Lo ideal habría sido seguir adelante, sin armar revuelo ni daños colaterales, y tener todo un año para replantearlo.

Tercer First Tuesday en Madrid y Cuarto Iniciador

Esta semana he podido asistir a dos eventos representativos del mundo empresarial “internetero”: First Tuesday e Iniciador. A ambos ya es la segunda vez que asisto y doy por sentado que no será la última.

El First Tuesday del pasado martes, que suponía la tercera ocasión que se celebraba en Madrid, tuvo como principal atractivo la presencia de Martin Varsavsky, a quien desde mi etapa de estudiante de Administración de Empresas admiraba por sus muchos logros, coincidiendo ésta con su época más prolífica en España.

La entrevista, conducida por Carlos Blanco, se puede resumir en un monográfico del protagonista, algo que no es en absoluto malo ni aburrido, ya que era lo que muchos queríamos, conocer a Martin. Especialmente al Martin emprendedor, aunque es cierto que hubo que tirarle un poco de la lengua y reconducir la entrevista para que fuera a anécdotas y consejos interesantes, poco antes de que llegara a los Cerros de Úbeda.

La organización fue correcta (no me parece algo sencillo preparar este tipo de saraos, y es obvio que todo perfecto no puede salir), aunque hubo un cambio que no comprendí: en anteriores ocasiones las azafatas estaan en la entrada, sin embargo en esta ocasión costó verlas. Creo que estuve más de 20 minutos dentro sin identificarme, hasta que por fin comprendí que la pequeña cola que había nada más entrar a la izquierda no era para pedir cerveza. En mi opinión hubieran estado mejor en la entrada como en otras ocasiones (o a la derecha que había un apartadito) en vez de en la barra del local. Aunque supongo que sus razones habría. En cualquier caso es algo anecdótico, que no le quita ningún mérito a la organización ni al evento.

Por otro lado, ayer tuvo lugar el cuarto Iniciador, cuyo tema central era algo tan de actualidad como la financiación, en boca de Jesús Monleón, emprendedor de éxito y miembro de Emprendedor XXI (La Caixa).

Las explicaciones de Jesús (por cierto, si llegas a leer esto, perdona por no verte al principio cuando te despediste de mi justo antes de coger el taxi, pero tengo que ir a graduar las gafas porque me cuesta distinguir a la gente, sobre todo por la noche) fueron además de clarificadoras (ciertamente me resolvió algunas dudas personales) muy cercanas. Da gusto ver la naturalidad con la que hablaba, huyendo de tecnicismos innecesarios.

El debate se centró casi exclusivamente en la consecución de financiación de parte de fondos de capital riesgo (obviamente, es el sector donde se mueve Jesús), pero tanto de ésta como de otras intervenciones en círculos similares, así como entradas en blogs, puede entenderse que es la única fórmula para obtener financiación, y eso es algo que no es cierto.

Así, por ejemplo y a bote pronto, un emprendedor puede solicitar un préstamo, porque no siempre es necesario un millón de euros, e ir creciendo en base a nueva financiación ajena y autofinanciación (de hecho el procurar la autofinanciación es un objetivo deseable, aunque siempre es conveniente tener algo de financiación ajena -reinvertida en equipos productivos, claro está- para acelerar el crecimiento y que genere un relativo apalancamiento).

Esto en el caso en que las necesidades económicas sean pequeñas. En otros casos los nuevos emprendimientos son llevados a cabo por empresas ya constituidas (creación de filiales). Si éstas son sociedades anónimas estas pueden hacer ampliaciones de capital (es posible realizarlas con acciones sin derecho a voto, e incluso con limitaciones económicas), o bien, la gran olvidada: emitir deuda (obligaciones), algo que ahora podría ser interesante con el alza de los tipos de interés, teniendo en cuenta que debido al riesgo del sector deberían de tener un interés elevado, convirtiéndolo en un producto interesante para el inversor y una fórmula más económica -los recursos propios tienen un coste implícito mayor que los ajenos- y planificable para el empresario.

En cualquier caso, cualquiera de estas soluciones (y otras muchas) carecen del valor añadido que puede aportar un fondo o sociedad de capital riesgo, en forma de experiencia, contactos y capacidad de gestión, que puede venir bien en el caso de emprendedores sin experiencia, y por qué no, para aquellos que sí que la tengan.

Tras este paréntesis, volviendo al Iniciador, tuvo lugar un networking que en lo personal fue bastante productivo, reforzando contactos, creando nuevos y dibujando líneas maestras que puedan llevar a futuras colaboraciones provechosas.

Gracias Martin y Jesús por compartir vuestra experiencia, consejos y conocimientos con nosotros, y a todos con los que tuve el placer de intercambiar palabras y puntos de vista. Y a los demás, ¿a qué esperáis? :)

First Tuesday: El evento de los Martes que se celebra un jueves

First Tuesday Madrid

Al igual que antesdeayer pude acudir a Iniciador, ayer hice lo propio con el First Tuesday de Madrid, donde se celebró el debate de Modelos de Negocio Web 2.0.

Desde luego le estoy cogiendo el gustillo a este tipo de eventos, sobre todo porque se conoce a gente interesante. Por ejemplo ayer tuve el grato placer de estar hablando durante media hora larga con Rafael y Adela de Tablondeanuncios (un subsector con el que tengo ciertos intereses) y, como no, una persona a la que conozco hace mucho tiempo, que hace años depositó su confianza en mi, y que hasta el momento no conocía en persona: Rubén, de Online (entre otros muchos emprendimientos).

El evento destacó (de manera anecdótica) por dos circunstancias: la primera es que, al hacerlo coincidir con Startup 2.0, un evento tradicionalmente celebrado los martes se celebró en jueves (algo que para mi no es malo, me parece mucho mejor día), y también por algo característico en este tipo de eventos: la casi total ausencia de representación femenina (¿es un mundo de hombres?). Ambas situaciones son las que trato de reflejar, con tono jocoso y exagerado, en el chiste gráfico de este post.

Para mí lo más interesante de estos eventos es precisamente el “networking”, donde se comparten experiencias, proyectos y datos bajo el pacto tácito de la más estricta confidencialidad, y como no, el estrechamiento de lazos, tanto personales como profesionales.

En cuanto al contenido, creo que me reservaré los comentarios para otro post, pero sí me gustaría sumarme a la opinión de Chistian (en mensaje de Twitter dirigido a Carlos Blanco) sobre que quizás fuera mejor realizar los debates a un mismo nivel de suelo, sin escenario (y si es posible también sin mesas). El uso de escenarios creo que debería quedar reducido a los espectaculos (y no creo que sea el caso), y las mesas de ponentes me recuerdan demasiado al colegio (el profesor explica los alumnos escuchan, a veces mirando por la ventana), además de que crean una barrera de separación entre ponentes y público que dispersa la atención y crea distanciamiento, deshabilitando el debate (al menos bajo mi punto de vista) y limitando el clima de confianza.

Iniciado en Iniciador

Iniciador

No es algo normal en mí, al menos hasta ahora, acudir a eventos. Lo dije en mi presentación, vivo en un zulo trabajando, apenas salgo salvo por cuestiones profesionales.

El motivo no era otro que una extrangulante falta de tiempo, que a pesar de seguir existiendo, estoy aprendiendo a dominar (es un término adecuado, ya que mantenemos una relación pseudo-maso mi tiempo y yo).

Ayer acudí por primera vez (y adelanto que no creo que sea la última) a Iniciador, un evento participativo de emprendedores cuyo tema central fue la formación de equipos (aunque inevitablemente derivó hacia cuestiones de financiación).

Sin duda estuvo interesante, tanto por el coloquio que se formó en torno a la cuestión abordada como en las charlas que puede mantener posteriormente, que me permitió conocer a personas que hasta el momento no era capaz de ponerle cara (ni ellas a mí).

El chiste, aunque admito que bastante forzado, es un pequeño homenaje a todos y cada uno de los patrocinadores y organizadores del evento: Loogic, Angel María y Otro Blog + como organizadores, y Secuoyas, Territorio Creativo, Addoor y Maestros del Web como patrocinadores.

Esta tarde promete continuación en el First Tuesday de Madrid.

Pasión de Cristo en Alcoba de la Torre

Pasion de Cristo de semana santa en Alcoba de la Torre, Soria

Pocos sabréis que mi pueblo materno es Alcoba de la Torre, un pequeñísimo pueblo de la provincia de Soria, donde desde pequeño pasé todas mis vacaciones al completo.

Desde hace algunos años, Alcoba de la Torre realiza el día de Viernes Santo (en Semana Santa), al anochecer, una representación completa de la Pasión de Cristo.

Al contrario que otras representaciones clásicas de Semana Santa, donde tan sólo existe un caminar por las calles a modo de procesión, en Alcoba de la Torre es una auténtica representación teatral de La Carrera, desde el apresamiento en el Monte de Los Olivos, hasta la crucifixión de Jesús, recorriendo todo su calvario.

El mayor hito de esta representación, considerada como la más importante escenificación soriana según diversas publicaciones, es que el escenario son las mismas calles del pueblo (desde el Castillo donde transcurre gran parte de la obra, hasta las Heras), y más importante aún, representado por los propios habitantes del pueblo. Destaca que Alcoba de la Torre no tiene censados más de 40 habitantes, aunque en esta ocasión, recurre a los familiares y descendientes del pueblo, para completar la treintena de actores principales, y varias decenas más de figurantes. Todo ello acompañado de impactantes efectos de luces y de sonido.

Si alguno tiene pensado acercarse esta Semana Santa por la zona de Burgos o Soria, recomiendo que se acerque hasta Alcoba de la Torre (a 13Km cerca de Peñaranda de Duero, y 30 de Aranda de Duero). No quedará defraudado, y se sorprenderá de como unas pocas decenas de habitantes, sin ningún tipo de formación interpretativa y con presupuestos muy reducidos, pueden reunir y encandilar -mucha gente sale llorando de emoción, y no les falta razón porque hay momentos intensos- a centenas o miles de espectadores con su trabajo y sus capacidades interpretativas.

Sin duda todo un must-see de Semana Santa. ¿Pasión de Cristo? La Pasión la pone Alcoba ;)

Más información en la Web oficial de Alcoba de la Torre