¿Por qué no se ponen ya enlaces al RSS en los blogs?

A menudo, navegando por internet, llego a un blog y, al ver que tiene un contenido que puede ser interesante de seguir, decido agregarlo a mi lector de RSS, con la sorpresa de que no encuentro el enlace para añadirlo de manera sencilla.

Afortunadamente, no suele ser difícil hacerlo de manera manual suponiendo la url si es de un framework que conozca, o usando herramientas que trae el propio lector RSS, pero ¿no es más sencillo poner un enlace para poder seguirlo? ¿Tan muertos están los RSS?

Entiendo que están de moda las redes sociales, pero, siendo honestos, a muchos nos sigue siendo mucho más cómodo para seguir la actualidad usar lectores de feeds RSS para estar al día con nuestros blogs favoritos, sin riesgo de perdernos la mayoría del contenido si no estamos permanentemente enganchados a Twitter o Facebook.

Puedo entender hasta cierto punto que se oculten los enlaces RSS en aquellos sitios que se moneticen mediante publicidad, aún a sabiendas de que se renuncia a acceder a un público fiel que alguna vez acabará llegando a la web de manera directa aunque sea siguiendo un enlace para ampliar información, pero no lo acabo de comprender en sitios más personales, en los que lo importante es la difusión por cualquier medio, maximizar el eco, que se conozca, que se propague, etc…

Sinceramente, me gustaría conocer vuestra opinión al respecto de la conveniencia o no de poner enlaces RSS en los blogs. Quizás me esté haciendo mayor y esté anclado en el pasado, sea demasiado vago para estar full time en las redes sociales y preferir complementar con otras formas más tradicionales de revisar la actualidad, o quizás, simplemente a la gente se le olvida ponerlo (¡cuánto mal hizo el cierre de GReader!).

Como íbamos diciendo ayer

Citar la célebre frase de Fray Luis de León en la Universidad de Salamanca (o también “Decíamos ayer…”) me ha parecido apropiado para anunciar mi intención de retomar este blog, tras 6 años sin escribir en él de manera más o menos frecuente.

Sé que para la mayoría de vosotros el volver a rellenar estas páginas con palabras es algo sin importancia, intrascendente, ya que seguro que en vuestros feeds hay cientos de personas con cosas mucho más interesantes que contar que las que yo pueda decir desde aquí, pero confío en que, al menos en algún momento, algo de lo que escriba te pueda ayudar, entretener o guiar.

Sin embargo, recuerdo con nostalgia aquellos años en los que escribía con frecuencia, pues es una forma muy buena de ordenar las ideas, y la autoimposición de escribir con cierta regularidad ayuda a vencer esos momentos de pereza que todos tenemos en algún momento: una vez se comienza a escribir, es mucho más fácil continuar con otras tareas.

Otra de las razones por las que decido volver a escribir en el blog son las redes sociales (Twitter, Facebook…). Sin duda tienen sus cosas buenas, como la aproximación de personas, creación de conversaciones, máxima actualidad, etc… pero su frenético ritmo, que es su ventaja, para mí también se convierte en su mayor inconveniente: su fugacidad. Un post en un blog queda ahí durante años, muchos años, y es leído aunque ya no esté de actualidad, pero un tweet… en fin, puedo resumirlo en que me pierdo casi todos ellos; soy incapaz de seguir su ritmo (y de hacerlo, consumiría todo mi tiempo).

Por ello, aunque sigo leyendo las redes sociales de vez en cuando (cada vez menos), me sigue resultando mucho más interesante leer mis blogs favoritos cuando, como y donde quiera, los cuales, si quiero volver a leer (si no los tengo marcados de alguna manera), me basta una búsqueda en el buscador de turno para encontrarlos con relativa facilidad, y, dicho sea de paso, evitando que me cuenten cuantos kilómetros han corrido o que manjares han comido, por poner sólo dos ejemplos típicos de suciedad en los timeline de las redes sociales.

Pero claro, sería algo incongruente no establecer cierta bidireccionalidad, y si en algún momento tengo algo que considere interesante compartir, prefiero que sea en un blog, que va a dejar mayor huella temporal, que no un tweet que va a tener una vida mucho menor. Además, siempre está la opción de matar dos pájaros de un tiro y difundirlo en las redes sociales.

Lo que aún no tengo muy claro es sobre qué voy a hablar, y tengo la sensación de que aunque lo tuviera claro la temática podría cambiar con el tiempo en función de cómo cambien mis intereses, pero, en cualquier caso, no habrá grandes diferencias con respecto a lo que siempre he hablado: internet (seo, ecommerce…), negocios (inversiones, empresas…), por supuesto algún tema off-topic, pero también me gustaría hablar de otras personas, de sus logros…, porque hay mucha gente a la que respeto mucho por como son y por lo que hacen, y merecen cierto tributo por mi parte.

Tampoco quiero ser hipócrita, y no voy a negar que este blog, como blog personal que es, es para hablar de mí (y por definición es para obtener un provecho de una manera u otra), por lo que en algún momento hablaré de mis proyectos (aka autobombo), y no descarto una monetización directa si pudiera ser interesante en el futuro, pero siempre intentando que sea lo menos invasiva posible.

Así que, a los que sigáis por aquí, gracias y nos seguimos viendo, y a los que lleguéis por primera vez, bienvenidos y espero veros a menudo.

Cambios en el Grupo Serindex

Tras varios meses sin escribir creo que es hora de escribir un post que recopile los últimos movimientos organizativos que hemos realizado en Grupo Serindex, simplificando la estructura interna vendiendo algunas unidades de negocio con el objetivo de reducir costes y centrar esfuerzos en una dirección.

Nuestro objetivo desde este verano ha sido centrar nuestra visión en aquellas líneas de negocio que nos son más rentables y con un mayor potencial de crecimiento, y dar salida a aquellas que, aún siendo rentables, nos hacían perder el foco al no tener relación con el resto de actividades y que requerían un tiempo y dedicación que impedía avanzar con la suficiente fluidez, y, por qué no admitirlo, de paso obtener liquidez que se pudiera destinar a expandir el negocio.

Por eso, en el mes de julio se alcanzó un muy buen acuerdo por la venta de mundogamers.com e hispanoempresa.com. No voy a desvelar cifras, pero el importe fue suficiente como para dotar al Grupo Serindex de tranquilidad financiera y continuar con su política de autofinanciación de todos sus proyectos cubriendo gastos durante muchos años; aunque haciendo justicia a la verdad, lo que realmente nos convenció del todo fue el compromiso de su comprador por potenciar Mundogamers y por mantener el equipo de redacción sin alteraciones.

En el mismo sentido se ha puesto a la venta gran parte de nuestra cartera de nombres de dominio (en SEDO). Muchos de ellos están puestos a la venta a precio de saldo, salvo aquellos que por uno u otro motivo tienen un valor estratégico para nosotros. Buena parte de ellos se han vendido ya, pero aún quedan bastantes buenas oportunidades por 60€, algunos de los cuales publicitaré en este mismo blog a lo largo de los próximos posts.

También ha habido reajustes en lo relativo a Beleader.com. Así, desde el mes de octubre se ha cedido toda su gestión al Grupo Abser, aunque mantenemos una participación significativa en este servicio. Dentro del reajuste de Beleader, se suspenden indefinidamente los servicios que gestionábamos desde Grupo Serindex (SEO y SEM) y se centra el negocio en Mail Marketing y Corregistros, que ya en los últimos años era el grueso de la facturación de Beleader, la cual se encuentra entre los principales agentes del mercado en esos servicios.

Tras estos cambios, las cuentas del Grupo Serindex no sólo se han visto reforzadas sino que, lejos de perder potencial de crecimiento, nuestros volúmenes de facturación han aumentado significativamente, y las expectativas de cara a 2012 son más que positivas, demostrando que a veces menos es más.

En lo personal, todos estos cambios son casi una revolución, dejando de hacer lo que siempre he hecho (básicamente SEO y distintos portales de entretenimiento) y centrando mi antención en el desarrollo de negocio aplicando mi experiencia en internet de todos estos años atrás a sectores mucho más tradicionales. Sólo puedo describirlo con una palabra: Motivador.

Mundogamers firma un acuerdo con Vocento

Mundogamers

En el día de hoy se está haciendo público en diferentes medios el acuerdo firmado entre Mundogamers.com (del cual soy propietario) y el Grupo Vocento.

A pesar de que este acuerdo lleva teniendo vigencia algún tiempo, y de que he podido comentarlo con algunas personas con las que he mantenido reuniones en las últimas semanas, he preferido no hacerlo público hasta que hubiera comunicación oficial a la prensa por parte de Vocento.

En concreto el acuerdo se refiere a una alianza a largo plazo entre la revista online de videojuegos Mundogamers.com y el diario gratuito Qué!, el cual integrará contenidos de Mundogamers tanto en su versión digital como, cuando sea pertinente, en la edición en papel, además de llevar la gestión comercial de Mundogamers y dejar la puerta abierta a futuras colaboraciones adicionales.

Que.es es uno de los medios generalistas de papel más leídos (en concreto el tercero) con más de dos millones de lectores diarios, y su versión digital, a pesar de su juventud, es de 1,3 millones de usuarios únicos españoles (según el panel de Netview).

En cuanto a Mundogamers.com, de la cual me siento orgulloso, es uno de los principales referentes en el mundo de la prensa de videojuegos en todas sus plataformas, y cuenta con 931.418 usuarios únicos, según OJD (datos de Junio).

Precisamente este acuerdo coincidió casualmente en el tiempo con el lanzamiento del nuevo diseño de Mundogamers.com, con un enfoque visual mucho más cercano a los portales de información generalistas, y que a pesar de que aún quedan modificaciones que realizar que se irán incorporando paulatinamente, ha tenido una buena acogida por todos los agentes que interactúan con Mundogamers (agencias, distribuidoras, usuarios…).

Debo añadir como último apunte que, además de Vocento, ha habido varios grupos editoriales interesados en Mundogamers.com, tanto nacionales como internacionales, pero finalmente los términos acuerdo y lo claras que me han demostrado que tienen las cosas en el equipo de Qué! han hecho que decidiera apostar por ellos definitivamente.

La guerra de la televisión se centra en los números del mando

Tdt Espana

A poco que hayais visto la televisión en los últimos meses, y especialmente a medida que se acerca el “apagón digital”, habrás podido presenciar la última guerra ¿silenciosa? entre las televisiones.

¿Una guerra por la audiencia? No. ¿Quizás por el pastel publicitario? No. ¿Por el espectro radioeléctrico? Tampoco. Es más simple aún: por un espacio en el mando a distancia.

Es innegable que, sobre todo para los más tradicionales (aún recuerdo lo que costó a muchos mayores descubrir que había algo más allá de la 1), el estar en los 9 primeros números es importante, por lo que es lógica esta guerra de posicionamiento (en el mando), pero no deja de ser curioso observar los movimientos que están haciendo las cadenas de televisión para que sus canales secundarios (FDF, Neox, etc…) se asocien a un “numerito”.

Así, Telecinco 2 nos dicen que ahora son el 7 (forzando a sus mentes creativas a sumar 5+2, y de paso insultando a nuestra inteligencia, porque antes claramente ponían 5^2, que como bien sabemos sería el 25, número que le correspondería siguiendo esta lógica.

En otras cadenas han buscado técnicas semejantes. Así, Antena 3 nos dice que Antena Nova es el 9 (nova suena similar a nueve), o más forzado, que Antena Neox es el 8 (¿quizás si pronunciamos Neoch salga algo parecido a 8?).

Las contradicciones llegan cuando en esta guerra varios contendientes luchan por un mismo territorio. Así, Telemadrid parece que busca que también se le ponga en el siete (no sé si el resto de las cadenas de la FORTA han hecho movimientos similares).

Sin embargo, no sé yo si gran parte de este esfuerzo resultará inútil, ya que somos muchos somos los que ya tenemos un mapa mental del reparto de cadenas, y salvo aquellas que pocas veces vemos, ya tenemos un reparto de la numeración fijado… y difícilmente cambiaremos esa disposición. Más bien al contrario, la iremos replicando en todas las televisiones de nuestra casa).

No deja de ser curioso como tratan el número del mando como si fuera un activo, y dan por sentado que Antena 3 es el 3, o que La Sexta es el 6. Curiosamente, ninguna de estas combinaciones se dan en mis televisiones, y no son pocos los que el número 3 es ocupado por Telemadrid (inicialmente era TM3 y apareció antes que Antena 3, e imagino que con TV3 en Cataluña sucederá algo parecido, como en Valencia puede suceder con Canal 9 en la numeración 9).

En concreto, en mi caso el reparto de cadenas es, fundamentalmente por orden de aparición, tal como sigue:

1 – TVE1
2 – TVE2
3 – Telemadrid
4 – Antena 3
5 – Telecinco
6 – Cuatro (era Canal+)
7 -La Sexta
Y el resto de canales indeterminado, aunque tienden a quedarse en el puesto que están a medida que los aprendo. Por ejemplo, algunas de las cadenas que más veo están en las posiciones 11, 19, 22 y 23, y ya me supone más esfuerzo cambiarlas que mantenerlas.

¿Y tú, sigues el sistema de numeración ¿”lógico”?, o tienes tu propia numeración por “tradición”?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies