Cuando todos la lían pero te señalan a ti: el ejemplo de Volkswagen

Leyendo este post de Gurusblog entiendo que al final los problemas a los que tanto eco se le han dado sobre las emisiones del Grupo Volkswagen se extienden a muchos más fabricantes (¿quizás todos?) de manera más o menos intensa, pero, según parece, bastante generalizada.

Sin embargo, el daño a la marca alemana ya está hecho, y, como mínimo, le va a costar mucho dinero (muchísimo) reparar, al menos en parte, los graves problemas de imagen que le ha acarreado.

No quiero defender ni justificar a Volkswagen, puesto que el que los demás hagan lo mismo no debe servir de excusa, pero sí que me quedo con la sensación de que Volkswagen ha sido el tonto de la clase sobre el que recae todo el castigo.

Si ahora en una serie de tests ciegos aparecen estos resultados, que incluyen muchos más modelos que los del fabricante alemán, y que también exceden los niveles legales, ¿por qué no aparecieron en un inicio y se centró el escándalo en un único actor? Siendo malpensado se saca la conclusión de que el estudio era interesado, y, si se es más benevolente, cuanto menos es precipitado en su publicación (por incompleto y parcial, no por las conclusiones sobre los modelos analizados).

La gran duda (que no es tal porque puedo avanzar que la respuesta es NO) es si la prensa, y cuando hablo de prensa incluyo a los blogs y, por qué no, a las redes sociales (osea, muchos de nosotros) que han ayudado a su difusión, dará una cobertura similar a los nuevos casos que vayan apareciendo (si es que se hacen públicos, que tengo mis dudas). De este modo, aunque varios cometan la falta, el estigmatizado sería sólo uno, en gran parte por aquellos que se escudan en la libertad de expresión para cometer injusticias (a menudo sin intención de dolo, pero no por ello dejan de ser injusticias).

Pero eso lo dejo para otro post, porque contento me tienen la prensa, blogs y twiteros de pro, a los cuales creo que habría que exigirles muchas más responsabilidades por sus acciones. E igual si me pilla en un buen día, hablo de los sitios de opiniones (avanzo: cada vez menos útiles).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *