Como íbamos diciendo ayer

Citar la célebre frase de Fray Luis de León en la Universidad de Salamanca (o también “Decíamos ayer…”) me ha parecido apropiado para anunciar mi intención de retomar este blog, tras 6 años sin escribir en él de manera más o menos frecuente.

Sé que para la mayoría de vosotros el volver a rellenar estas páginas con palabras es algo sin importancia, intrascendente, ya que seguro que en vuestros feeds hay cientos de personas con cosas mucho más interesantes que contar que las que yo pueda decir desde aquí, pero confío en que, al menos en algún momento, algo de lo que escriba te pueda ayudar, entretener o guiar.

Sin embargo, recuerdo con nostalgia aquellos años en los que escribía con frecuencia, pues es una forma muy buena de ordenar las ideas, y la autoimposición de escribir con cierta regularidad ayuda a vencer esos momentos de pereza que todos tenemos en algún momento: una vez se comienza a escribir, es mucho más fácil continuar con otras tareas.

Otra de las razones por las que decido volver a escribir en el blog son las redes sociales (Twitter, Facebook…). Sin duda tienen sus cosas buenas, como la aproximación de personas, creación de conversaciones, máxima actualidad, etc… pero su frenético ritmo, que es su ventaja, para mí también se convierte en su mayor inconveniente: su fugacidad. Un post en un blog queda ahí durante años, muchos años, y es leído aunque ya no esté de actualidad, pero un tweet… en fin, puedo resumirlo en que me pierdo casi todos ellos; soy incapaz de seguir su ritmo (y de hacerlo, consumiría todo mi tiempo).

Por ello, aunque sigo leyendo las redes sociales de vez en cuando (cada vez menos), me sigue resultando mucho más interesante leer mis blogs favoritos cuando, como y donde quiera, los cuales, si quiero volver a leer (si no los tengo marcados de alguna manera), me basta una búsqueda en el buscador de turno para encontrarlos con relativa facilidad, y, dicho sea de paso, evitando que me cuenten cuantos kilómetros han corrido o que manjares han comido, por poner sólo dos ejemplos típicos de suciedad en los timeline de las redes sociales.

Pero claro, sería algo incongruente no establecer cierta bidireccionalidad, y si en algún momento tengo algo que considere interesante compartir, prefiero que sea en un blog, que va a dejar mayor huella temporal, que no un tweet que va a tener una vida mucho menor. Además, siempre está la opción de matar dos pájaros de un tiro y difundirlo en las redes sociales.

Lo que aún no tengo muy claro es sobre qué voy a hablar, y tengo la sensación de que aunque lo tuviera claro la temática podría cambiar con el tiempo en función de cómo cambien mis intereses, pero, en cualquier caso, no habrá grandes diferencias con respecto a lo que siempre he hablado: internet (seo, ecommerce…), negocios (inversiones, empresas…), por supuesto algún tema off-topic, pero también me gustaría hablar de otras personas, de sus logros…, porque hay mucha gente a la que respeto mucho por como son y por lo que hacen, y merecen cierto tributo por mi parte.

Tampoco quiero ser hipócrita, y no voy a negar que este blog, como blog personal que es, es para hablar de mí (y por definición es para obtener un provecho de una manera u otra), por lo que en algún momento hablaré de mis proyectos (aka autobombo), y no descarto una monetización directa si pudiera ser interesante en el futuro, pero siempre intentando que sea lo menos invasiva posible.

Así que, a los que sigáis por aquí, gracias y nos seguimos viendo, y a los que lleguéis por primera vez, bienvenidos y espero veros a menudo.

2 thoughts on “Como íbamos diciendo ayer

  1. Buenas de nuevo, Roberto! Siempre es bueno volver a leerte. Interesaría que nos contases, si puede ser, qué tal van Ilumitec y Serindex, y si tienes intención de crear algún otro portal en Internet como en su día fue MundoGamers (por cierto, ¿lo programaste tú?).

    Gracias y espero que publiques con la mayor asiduidad posible.

  2. Hola, Jordi!! Con el tiempo iré comentando la evolución de los distintos negocios (aunque adelanto que muy bien), así como nuevos proyectos.

    Con respecto a Mundogamers, en su historia ha tenido varias versiones. Las primeras de ellas sí que fueron programadas por mi, pero después ya fueron realizados por programadores que estaban en nómina, aunque el diseño y maquetación sí han sido realizados por mí en todos los casos (para bien o para mal).

    Con respecto a la versión actual, ya no ha sido programada por mí, ni tampoco el diseño, ya que desde el año 2011 ya no es mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *