Comentarios en los blogs

Hoy me gustaría hacer una serie de reflexiones en relación a los comentarios en los blogs, que surge tras leer una entrada de Desmarkt (se lee desmarcate) en la entrada Comentarios profesionales en blogs.

En esa entrada plantea la posibilidad de que la participación en comentarios de ciertos usuarios con renombre puede animar la conversación y al mismo tiempo dotar de importancia al blog (convertirlo en referente). No quiero describir todo lo que cuenta, para animar al lector a que lea la entrada de Desmarkt.

Efectivamente creo que sus impresiones tienen bastante de acertado. Si imaginamos que entramos en un blog desconocido (o poco frecuentado) por nosotros, y vemos que alguien conocido (no necesariamente un blog-star) está comentando es un voto a favor. Es algo similar a una recomendación explícita, que lleva a un proceso mental como: “si fulanito encuentra interesante este blog, quizás merezca la pena seguirle”.

También se añade que si una entrada tiene uno o varios comentarios es más fácil que reciba más comentarios. Haciendo una mala analogía con el fútbol, el gol/comentario que cuesta es el primero. Se observa fácil en blogs con un gran volumen de comentarios, como puede ser Loogic, donde en cuanto hay un comentario le siguen decenas de seguidores, mientras que también se encuentran entradas (no necesariamente peores) sin comentar.

Lo cierto es que a muchos se nos llena la boca con la conversación, cuando en realidad lo que hacemos es meter baza en muchas conversaciones, muchas veces sin atender como sigue. Es como si estuvieramos en una fiesta, y fueramos a un grupo que están hablando del tema X, escucháramos durante un breve tiempo y dieramos nuestra opinión, para acto seguido, acercarnos a otro frupo y realizar la misma actuación, y así sucesivamente.

Realmente, salvo excepciones, es lo que suele suceder. Entramos en una entrada de un blog, leemos lo que cuenta y (quizás) leamos los comentarios (si hay). Si tras eso tenemos algo que decir, lo escribimos en forma de comentario, y nos vamos…. y en la mayoría de las ocasiones no volveremos por esa entrada, o en el mejor de los casos a saber en qué momento ocurrirá.

Eso, claro… si llegamos a leer algún comentario, porque usualmente se leen las entradas a través de un lector RSS, en el que no se tiene acceso a los comentarios (no se visualizan), siendo una gran barrera para “la conversación”.

Por estos motivos, y unido a que mis comentarios suelen ser bastante extensos, a veces prefiero realizar un post en mi propio blog que referencie al original. De esta forma, además de un comentario, el autor ganará un enlace y se amplía el espectro de potenciales conversadores (a los que lo hagan con él se sumarán los que continúen la conversación en los blogs que referencien o los que lo visiten a través del enlace), con el valor añadido de quizás captar nuevos lectores dirigidos desde el enlazante. En definitiva no sólo se cumple el objetivo de conversación, sino que se amplía y se suma el de difusión.

Un buen ejemplo del funcionamiento de este mecanismo son los memes, que fundamentan su funcionamiento en este proceso.

Y es que en mi opinión, la verdadera conversación en los bogs (y en internet) no está en los comentarios (que también), sino en los enlaces.

4 thoughts on “Comentarios en los blogs

  1. Totalmente de acuerdo, pero no hay que olvidar que ambas formas son las válidas, hay que enlazar más y no tener miedo a “prestar” visitas y hay que comentar más, intentando mantenerse al tanto de la conversación generada en blogs de terceros.

    Bloggear no es sólo escribir post, ni mucho menos.

  2. Es curioso lo que explicas de los primerios comentarios y los que le siguen, en términos de posicionamiento Google prefiere los primeros comentarios a los últimos, quizás por la misma directriz que tu explicas, personalmente cuando veo mucho comentario me entra la flojera. También es cierto que el intercambio de enlaces a entradas propias que expliquen de forma extensa lo que en un comentario tendrías que hacer muy sencillamente es un recurso que me parece muy útil y poco usado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *