Reflexiones sobre la energía eólica

Sin duda el debate energético es importante, porque de él depende no sólo nuestro futuro, sino el del modelo de bienestar (al menos para algunos) actual. Y como buen debate está representado por varios grupos que defienden posturas diferentes, ambas son respetables para mí, y en las dos encuentro parte de verdad.

El principal punto de debate, junto con la conveniencia o no de centrales nucleares, o quizás unido a él, es el uso (y se introduce también el abuso) de energías renovables, encabezadas por la solar y la eólica.

Los puntos a favor son claros: las energías renovables, como indica su propio nombre, se renuevan por sí solas, ya que hacen uso de los elementos de la naturaleza, aunque dicho sea de paso, la naturaleza también se agota y quizás no sea tan renovable como se piensa.

En ellos se centra Emilio Marquez, que nos cuenta que ha habido un nuevo record de generación de energía eólica. Y tiene razón, desde ese punto de vista es ventajosa, y no creo que haya que renunciar a ella. Las energías renovables tienen que estar.

En mi opinión, el problema que tienen las energías alternativas es el nombre que se les ha puesto. A día de hoy no son un alternativa, sino un complemento. Por ello quizás si se les llamara energías complementarias silenciaría a aquellos que critican estas formas de energía (o en su defecto renovables, que es más apropiado).

Yo, en mi criterio personal, me muestro favorable a su uso de manera complementaria, pero veo con tristeza, sobre todo moviéndome en mayor o menor medida dentro del sector eléctrico, como no se trata de otra cosa que un mero negocio (y MUY rentable), lejos de la imagen que se transmite a la gente.

El problema de estas energías no está en su uso, sino en su abuso y en un reparto irracional (con la cantidad de desiertos que hay, no entiendo la ubicación de algunos huertos solares… que a estos no hace falta regarlos).

El principal problema de este tipo de energías, y es el motivo por el que probablemente nunca sean una alternativa real, es que no se ajusta la oferta a la demanda, a lo que si unimos que la energía no es acumulable, supone un desperdicio.

Así, ayer hubo record de generación… que pena que fuera fin de semana y en una hora valle en la que el consumo energético fuera inferior… quizás si hubiera sido un lunes a las 8-10 de la mañana con las máquinas arrancando, y con una fuerte crecida de demanda hubiera sido más provechoso…, a no ser que busquemos una forma de que entre las 8 y las 10 haya tormentas ventosas todos los días. Por suerte, empieza a salir el sol.

Adjunto dos gráficos, sacados de Red Eléctrica Española (muy interesante su seguimiento para entender la cruda realidad). Uno de ellos es el de la demanda de ayer, y otro el de la generación eólica de ayer, donde se puede ver claramente la diferencia entre demanda y generación, a pesar de la gran tormenta.

Demanda energética en españa el 19 de abril de 2008

Generación eólica en España el 19 de abril de 2008

Si se ve este gráfico, si dependieramos exclusivamente de la energía eólica, es decir, si fuera una alternativa en vez de un complemento, las consecuencias serían que durante la tarde habríamos estado tirando energía (la demanda decrece y la oferta está en máximos), y justo cuando quisiéramos la energía (a medida que se acerca la noche), no habríamos podido tenerla, porque la generación bajó (¡andá, y es de noche!).

También cabe destacar la baja calidad de la energía eólica, que contiene una gran cantidad de armónicos. Básicamente los armónicos son pequeñas variaciones de la electricidad dentro de un rango, y que afectan a la calidad de la electricidad. Por ejemplo pueden ser los causantes de la última vez que se os rompió el ordenador, la televisión, o de que se averíen más de lo normal.

Afortunadamente ya hay aerogeneradores que reducen los armónicos. Sin embargo, gran parte del parque eólico actual es antiguo, o bien tiene un objetivo puramente económico y especulativo donde lo más importante son las subvenciones (sin ellas deja de ser un mercado rentable) donde el coste individual de instalación de cada aerogenerador puede ser la diferencia entre recuperar la millonaria inversión en 3 años o en 5. Yo lo dejo en el aire…

En conclusión, a día de hoy existen diversas fuentes de energía, y todas y cada una de ellas tienen grandes problemas e inconvenientes, y algunas virtudes que las hacen deseables. Pero la realidad nos muestra que a día de hoy es necesaria una coexistencia de todas ellas, e irrenunciables.

Yo sí que estoy a favor del uso de energías renovables como complemento energético (aunque debo decir que estoy en contra de algunas medidas absurdas como la obligatoriedad de poner paneles solares en nueva construcción, que no satisfacen la demanda y encarecen instalaciones -para que luego no se usen-, que debería de ser opcional), pero no las veo como una solución energética global. Un porcentaje de apoyo en torno al 20-30% es razonable, de manera que se considere un apoyo energético y un aprovechamiento del medio en nuestro favor, pero sin llegar a una sobrexplotación que sería ineficiente.

7 Comments

  1. Estoy de acuerdo con el 99% de lo dicho, pero me gustaría añadir algo no comentado:
    La energía eólica tiene un límite de eficiencia, y está cerca de ser alcanzado en España, si es que ya no está sobrepasado, y me explico.

    Los operadores de energía eólica comenzaron hace unos años la instalación de parques eólicos en las zonas más “rentables”, las zonas con más cantidad y “calidad” de viento, de tal forma que la instalación de más aerogeneradores no producirá energía en relación a su número o potencia instalada.

    No hablo de posibilidades, sino de hechos: en 2007 el aumento de producción elólica total fue sensiblemente menor al aumento de la potencia instalada, demostrando que los emplazamientos disponibles o en construcción serán menos productivos que los antiguos.

    Reply
  2. Estoy de acuerdo con las energías limpias y renovables. Pero siempre que no destrozen el paisaje o medio natural.
    La energía eólica es limpia pero destroza el entorno, siendo una gran lacra que por recibir subvenciones destruyan la fauna, flora y todo el entorno natural.

    Reply
  3. es muy sierto devemos hacer lo posible para cambiar nuestro planeta porque poco a poco lo estamos destruyendo y tambien apoyo a los eolicos …. salvemos nuestro planeta…

    Reply
  4. Formo parte de una comunidad para salvar al planeta, y me parece muy interesante todo esto de la energia eolica, ojala lo pongan en practica ya que cuidamos el planeta al estar generando un tipo de energia verde, pero como dijo Maria podria ser que destrocen el medio natural y terminen destruendo la fauna y la flora.

    Reply

Leave a Comment.